PROTECTORES SOLARES NATURALES

En verano tomamos el sol con más frecuencia que en invierno. Las vacaciones, escapadas y viajes son más abundantes en esta época, así que lo más lógico es que también dediquemos más tiempo a tomar el sol. Pero no en invierno el sol también es importante, ya que tomarlo es necesario para que nuestro cuerpo realice algunas funciones básicas correctamente.

Estos son algunos de los beneficios que nos proporciona el sol:

  • Mayor producción de vitamina D – Esta vitamina es la única que no se administra al cuerpo mediante ningún alimento. Su función es la de ayudar al cuerpo a absorber el calcio de los huesos. El cuerpo produce vitamina D cuando los rayos UV entran en contacto con la dermis. Curiosamente existen zonas de España en las que los niños tienen deficiencia de esta vitamina, para subsanarlo los pediatras recetan vitamina D. Es posible que el motivo sea que intentamos evitar el sol para no someternos a sus desventajas, pero dejamos también de obtener su parte buena.
  • Mejora algunos problemas cutáneos como la psoriasis, si además sumas el agua de mar, la mejora es considerable ya que equilibra la piel.
  • Favorece el sistema inmunológico, el sol estimula la producción de glóbulos blancos, ayudando a fortalecer nuestra defensas y por tanto se reduce la disposición a sufrir infecciones o resfriados.
  • Regula la melatonina, es la hórmona encargada de controlar los procesos del sueño, durante el día su nivel está más bajo pero al anochecer sus niveles aumentan para hacernos sentir sensación de cansancio.
  • Aumenta la serotonina, sustancia presente en la neuronas encargada de enviar información al cuerpo, como regular el apetito o la temperatura del cuerpo.

Pero tomar el sol no debemos hacerlo a la ligera. Hay que tener en cuenta algunos factores como la época del año. Por ejemplo en verano, no podemos exponernos tanto tiempo al sol sin protección como en invierno, además de ser conscientes de que en las horas centrales del día los rayos solares son más fuertes y por tanto pueden ser más peligrosos. Si vamos a estar expuestos al sol más de 15-20 minutos será necesario entonces utilizar un protector solar. Escoger el adecuado dependerá de las características personales de cada uno, como la edad, color de piel y ojos o exposición previa.

Un estudio realizado por la Universidad de Carolina del Norte (EE.UU); revela que las horas más adecuadas para tomar el sol de forma responsable son, por la mañana y durante las primeras horas. Es en este horario cuando existen menos probabilidades de recibir los efectos negativos de los rayos UVA y UV en nuestra dermis.

Los rayos solares son más fuertes en verano ya que la tierra está más inclinada hacia el sol, situación contraria durante el invierno, cuando los rayos solares son menos fuertes y por tanto, podemos permitirnos tomar el sol más tiempo sin protector solar.

 

Post protectores naturales

 

El sol transmite dos tipo de rayos solares ultravioleta los UVA y los UV, aunque la procedencia sea la misma sus características son distintas:

RAYOS UVA

  • Proporcionan un bronceado rápidamente pero poco duradero.
  • Penetran hasta las capas más internas de la dermis.
  • Provocan manchas y arrugas.
  • Son los responsables del envejecimiento prematuro de la piel.
  • Pueden provocar cáncer de piel.

RAYOS UV

  • Proporcionan un bronceado que perdura más tiempo.
  • Pueden provocar quemaduras en exposiciones prolongadas.
  • Son necesarios para la fabricación de vitamina D.
  • Pueden provocar cáncer de piel.

Aunque como hemos visto tomar el sol tiene muchos beneficios para nuestro organismo, también tiene efectos negativos que debemos evitar si la exposición al sol va a ser duradera y sobretodo si estamos en los meses más calurosos del año, donde los rayos solares son más fuertes.

Para protegerse de los efectos negativos de los rayos ultravioleta utilizamos las cremas solares. Estas disponen de filtros para evitar que los rayos UVA y UV penetren en nuestra piel y la agredan. Existen dos tipos de filtros en el mercado; los filtros químicos, que son los más utilizados en cosmética convencional, están elaborados con ingredientes sintéticos y los filtros minerales, son los utilizados en cosmética natural y se obtienen del Óxido de Zinc y del Dióxido de Titanio.

Diferencias entre cada tipo de filtro solar;

FILTROS QUÍMICOS

  • Contienen ingredientes químicos, pueden ser tóxicos.
  • Absorben algunas latitudes de onda de los rayos UV.
  • Tienen capacidad para penetrar en la epidermis.
  • Pueden provocar alergias
  • Contaminan el medio ambiente.

FILTROS MINERALES

  • Obtenidos a partir de minerales.
  • Crean una barrera sobre la dermis impenetrable.
  • Menor predisposición a reacciones alérgicas.
  • Actúan desde el momento en que se aplican.
  • No contaminan.

Los protectores solares con filtros minerales tienen la capacidad de empezar a actuar desde el mismo momento en que la aplicas, no es necesario esperar. En cambio, en las cremas solares convencionales se aconseja aplicar el producto como mínimo unos 20 minutos antes de exponerse al sol. La razón es, que sus ingredientes deben realizar una reacción química cuando están en contacto con la piel para poder desarrollar su función protectora.

El Factor de Protección Solar (FPS) determina el tiempo que una persona puede permanecer expuesto al sol sin protector solar, es decir si utilizamos una crema solar con factor 30 podemos estar 30 veces más al sol que si no lleváramos protección, pero claro esto depende como ya nos hemos referido antes, a cada individuo y la estación del año.

¿Qué factor de protección solar es el más adecuado para cada persona?

Tipos de dermis, en adultos:

  • Tez muy blanca, con pecas, ojos claros y cabello rubio o pelirrojo, que no se broncean sólo se enrojece la piel – se aconseja utilizar un fps muy alto, el 50 será el más adecuado.
  • Color claro, con pecas, ojos claros y cabello rubio o pelirrojo, que se broncean muy poco – Se aconseja un factor alto, como 30 o 50.
  • Poco bronceada, pelo marrón, ojos marrones, bronceado gradual – Se aconseja un fps mínimo de 30 o 50.
  • Bronceada, pelo marrón, ojos marrones, bronceada – Un fps mínimo de 30 puede ser recomendable.
  • Color marrón oscuro, pelo negro, ojos negros y muy bronceada – Aconsejable un fps 30 o inferior.
  • Color muy oscuro, pelo negro, ojos negros – Fps 30 o menor.

Para los niños.

  • Siempre fps 50, independientemente de las características individuales del niño. Su dermis en constante desarrollo es muy delicada y sensible, además de ser más fina que la de un adulto. Así que para los más pequeños no queda duda que deben estar protegidos con el más alto FPS.

Por supuesto, estos datos son orientativos, pero advertimos que si vamos a exponernos al sol durante muchas horas en un día de verano, debemos utilizar un fps alto tanto para adultos como para niños.

La mejor opción para estar protegidos de forma natural, son las cremas solares ecológicas, sus filtros minerales protegen a toda la familia de forma natural, sin tóxicos, sin químicos. Protección y cuidado natural con cosmética natural.

Esperamos que te haya resultado útil.

Gracias por dedicarnos tu tiempo!

 

 

 

 

 

Comentarios(0)

Deja un comentario