Champú ecologico - Naturality

CHAMPU ECOLOGICO

En naturality disponemos de una selección de cosméticos donde encontrarás el champú natural que mejor se adapte a tus necesidades. Champús ecológicos para cabellos débiles, finos, dañados, teñidos, con falta de brillo... todos ellos ideales para devolver al cabello y cuero cabelludo la vitalidad, suavidad y energía de una melena natural.

Todos los champús que encontrarás en nuestra tienda online están certificados bio y ecológicos. Únicamente contienen ingredientes naturales. Estos compuestos no agreden el cabello y también respetan el ph natural del cuero cabelludo. No contienen tóxicos ni químicos, ni sulfatos, ni siliconas, sin parabenos y sin procedentes del petróleo.

Muchos champús convencionales del mercado contienen ingredientes tóxicos que afectan de forma negativa a nuestro cabello, puedes evitarlos si solo usas champús naturales, la mejor alternativa para la belleza del pelo.

per page
Showing 1 - 12 of 46 items

CHAMPU NATURAL

Los champús naturales tienen la ventaja de estar formulados con ingredientes vegetales. Estos ingredientes y sustancias son mucho más respetuosos con nuestro cabello y cuero cabelludo. Limpian sin resecar ni agredir la estructura del cabello, evitan que el cuero cabelludo esté más seco y por tanto evitan la aparición de caspa o picores.

Presente en la mayoría de champús que encontramos en el mercado el Sodium Laureth Sulfate es un ingrediente irritante. Procede del coco, se le aplican diferentes procesos químicos para que tenga mayor capacidad de limpieza aunque ello provoque que sea todavía más irritante. Por eso los champús ecológicos pueden incluir en sus formulaciones Sodium coco Sulfate que es la sustancia más suave obtenida del coco a través de un proceso con ácido sulfúrico y carbonato de sodio.

Si se utiliza un aceite refinado del coco entonces se obtiene Sodium Lauryl Sulfate, para hacerlo menos agresivo y apto para pieles más sensibles se le añade un alcohol es el ingrediente que conocemos como Sodium Laureth Sulfate, se utiliza como sustituto del anterior aunque tampoco tiene buena reputación cuando se utiliza de forma prolongada.

El problema es que de los procesos químicos aplicados para obtener el Sodium Lauryl Sulfate y el Sodium Laureth Sulfate aparece el 1,4-dioxane. Un líquido incoloro que es considerado como dañino para el hígado y el riñón si se está en contacto a niveles altos. Aunque no se han realizado estudios en humanos si existen en animales determinando que al exposición al 1,4-dioxane provoca cáncer.

Se incluye en la mayoría de productos cosméticos de limpieza como geles o champús porque en contacto con el agua crea una espuma que elimina la grasa de los tejidos o del cabello. Se utiliza en primer lugar por su bajo pero está etiquetado como cancerígeno y peligroso para el medio ambiente y la salud.

El motivo es que al ser agresivo no solo elimina la capa de suciedad de nuestra piel sino que además ataca a la capa protectora natural de la piel y resulta irritante. Se le asocia a problemas de sequedad, caspa e irritación por el uso prolongado.

La mejor alternativa para jabones y champús son aquellos que incluyen tensioactivos naturales son ingredientes utilizados para la limpieza cosmética y que al tener compuestos y sustancias naturales mantienen la hidratación natural de la piel y el cabello. Se utilizan como tensioactivos naturales aceites vegetales, coco, maíz..