Jabones Corporales Naturales - Limpieza Natural para el cuerpo - Naturality

JABONES CORPORALES NATURALES

Los mejores jabones naturales para el cuerpo son los que están formulados 100% con ingredientes vegetales. Los ingredientes naturales poseen mayores cualidades cosméticas frente a los ingredientes químicos. La razón es la ausencia de pesticidas en sus cultivos y además su extracción mediante métodos que mantienen mucho mejor sus propiedades.

Los ingredientes procedentes de la naturaleza se adaptan mucho mejor a la piel lo que reduce en gran medida la aparición de alergias cutáneas y rojeces. Los tensioactivos con los que se formulan los jabones corporales naturales son especialmente suaves y respetuosos con las funciones normales.

La mayoría de cosmética convencional contiene en sus formulaciones tensioactivos químicos que son especialmente alergénicos y causantes irritaciones. Los tensioactivos químicos aunque tienen un gran poder de limpieza agreden en exceso a la piel, desesquilibrando el ph y resecándola en exceso. Para un cuidado más saludable hay que buscar productos de cosmética natural y cosmética ecológica que cuidan y protegen la piel de la mejor forma.

Showing 1 - 2 of 2 items

Características importantes de los Jabones Corporales Naturales

La característica más destacable de los jabones naturales corporales es que su contenido es totalmente natural. Cada uno de los ingredientes con lo que se formulan los cosméticos proceden de la naturaleza, con ausencia total de sustancias o componentes tóxicos, químicos o sintéticos.

Los jabones naturales contienen tensioactivos vegetales. Los tensioactivos son aquellas sustancias capaces de eliminar la suciedad adherida, en la cosmética ecológica se utilizan ingredientes vegetales como los poliglucósidos procedentes de azúcares o alcohol. Estos tensioactivos proporcionan una limpieza más suave y respetuosa con la piel.

La limpieza puede realizarse con jabones o geles ecológicos. Para un resultado óptimo las cremas corporales naturales son la mejor opción. Así como los desodorantes naturales y la pasta de dientes natural para la higiene diaria. También de uso diario, debemos tener en cuenta que muchos de los perfumes utilizan aromas sintéticos que son altamente alergénicos, por eso hay que escoger perfumes naturales y también bálsamos naturales.

La mayoría de jabones corporales que encontramos en el mercado están formulados con tensioactivos químicos, el más común es el Sodium Lauryl Sulfate. Este tensioactivo está presente en la mayoría de productos higiénicos de limpieza.

El Sodium Lauryl Sulfate actúa como espumante, en contacto con el agua produce espuma. Se utiliza en las industrias por su bajo coste y por su gran efectividad para eliminar la suciedad. Pero su gran capacidad de limpieza también hace que sea especialmente agresivo con la piel produciendo gran sequedad por su capacidad irritante.

Por ser tan irritante apareció una nueva versión de este ingrediente el Sodium Laureth Sulfate con menos capacidad abrasiva. Aunque ambas sustancias proceden del coco, los procesos químicos a los que se someten hacen que la sustancia se vuelva química y poco beneficiosa para nuestra piel.

Su capacidad abrasiva llega a afectar hasta a la barrera natural de protección de la piel. Esta barrera protege frente a las agresiones externas como el viento, humedad, sol, calor o la contaminación. Evita la penetración de infecciones en el organismo, por eso es tan importante mantener esta barrera en buen estado.

El uso continuado del Sodium Lauryl Sulfate y el Sodium Laureth Sulfate puede afectar a nuestra salud y también a la del medio ambiente. Estos ingredientes tienen un gran impacto en los ecosistemas, afectando a mares, animales y vegetación.

Para evitar los tensioactivos químicos debemos optar por una cosmética saludable y respetuosa como es la cosmética certificada. Los avales y etiquetas que se encuentran adheridos a los productos proporcionan información fiable sobre su contenido.

Los certificados internacionales Natrue, BDIH, ECO, BIO, Eco-Control son un indicador de la procedencia vegetal de todos los ingredientes, sustancias y componentes que contiene un cosmético.

Con los certificados se obtiene una garantía de la ausencia de tóxicos, químicos, ingredientes procedentes del petróleo, parabenos, PEG y disruptores endocrinos.

¿Qué jabón líquido natural para el cuerpo recomienda Naturality?

El jabón líquido natural para el cuerpo que se debe escoger dependerá del tipo de piel. Los jabones para pieles sensibles están formulados con ingredientes vegetales especialmente suaves y calmantes con ausencia de cualquier aroma que pueda provocar alguna irritación. Los jabones para pieles maduras contienen ingredientes que retienen la humedad para evitar la sequedad propia de la edad y que además ayuden en los procesos de regeneración.

Aunque en general se puede escoger el jabón para nuestro tipo de piel, se recomiendan los jabones líquidos para las pieles más secas y sensibles y para el resto de pieles pueden ser adecuados los jabones en pastilla.

La mejor alternativa sea cual sea el tipo de jabón escogido, son los jabones naturales. Son más respetuosos con la piel y con el organismo en general.

Muchos de los jabones del mercado contienen ingredientes poco recomendables como:

  •           PEG

Son un grupo de compuestos químicos utilizados por la industria cosmética por sus propiedades como conservantes.

Los PEG son considerados como disruptores endocrinos. Esta característica se le adhiere a aquellas sustancias capaces de alterar al sistema hormonal.

Las hormonas están presentes en muchas de las funciones básicas del organismo como es el sistema linfático, sistema reproductor, metabolismo y el desarrollo.

Son especialmente peligrosos para embarazadas y niños, por su capacidad para afectar al feto y al desarrollo de los más pequeños.

 

  •           AROMAS SINTÉTICOS

En las formulaciones de muchos cosméticos se incluye la palabra ‘aroma’ ó ‘perfume’ en estas nomenclaturas pueden agruparse más de 3.000 ingredientes. La legislación permite que no se especifiquen claramente por el secreto de formulación de los productos.

Aunque algunos de estos ingredientes han sido analizados y evaluados sus consecuencias en contacto con la piel, muchos de ellos siguen utilizándose sin unos estudios previos que avalen su inocuidad en la salud del organismo, teniendo en cuenta que los aromas son grandes alérgenos.

 

La única manera de evitar estos y otros ingredientes poco saludables es aprender a leer el INCI (Nomenclatura internacional de Ingredientes Cosméticos) para destacar aquellos ingredientes poco recomendables.

Aunque la legislación en materia de cosmética se rige mediante el principio de prudencia con respecto a los ingredientes utilizados para las formulaciones, muchos ingredientes tóxicos siguen estando permitidos. La ley permite que se utilicen por su baja proporción en el cosmético final, aunque si sumáramos todos los tóxicos que pueden llegar a nuestro organismo cada día, probablemente la proporción variaría.