Bálsamos Naturales - Pomadas Naturales con ingredientes BIO - Naturality

BALSAMOS NATURALES

Las pomadas o bálsamos son ungüentos con principios activos similares a la epidermis, capaces de actuar como tratamiento cosmético o como remedio. De textura cremosa los bálsamos ecológicos se utilizan para prevenir, calmar o proteger la piel frente a reacciones producidos por agentes externos que pueden provocar inflamación, picor, escozor... Sus extractos, componentes y sustancias alivian y restauran la piel.

La mejor alternativa para tratar cualquier reacción de la piel es utilizar bálsamos naturales que cuidan, protegen y alivian las irritaciones de la piel de forma natural. Muchos de las pomadas que existen en el mercado contienen ingredientes tóxicos, ingredientes incompatibles con la epidermis y capaces de penetrar hasta en las capas más profundas agrediendo la piel.

Las pomadas naturales proporcionar mayores propiedades cosméticas y nutricionales gracias a su contenido totalmente vegetal y la ausencia de tóxicos y químicos.

¿Cuáles son las ventajas de utilizar pomadas naturales para dolores musculares?

La diferencia entre una crema y una pomada es que su composición es distinta. La crema suele contener entre sus primeros ingredientes el agua. En cambio, las pomadas no llevan agua, por eso son más densas. Su composición es más rica en grasas, debido a la similitud de estas con la epidermis lo que proporciona una mejora sobre la zona tratada.

Las pomadas están formuladas con plantas y extractos vegetales. Las plantas contienen propiedades terapéuticas y curativas. Las hojas, tallos, raíces y flores  de muchas plantas han sido utilizados desde la antigüedad como remedio curativo. Algunas se utilizan ingeridas para reparar el organismo y muchas otras son utilizadas en cosmética por sus beneficios para la piel.

Las plantas tienen diferentes propiedades cosméticas. Se usan por sus cualidades antiinflamatorias, antimicrobianos, calmantes o hidratantes.

Los dolores musculares pueden aparecer como consecuencia de la edad, al realizar un esfuerzo físico o por un traumatismo.

Para calmar este tipo de dolor se puede intentar guardar reposo o también se pueden utilizar pomadas naturales para desinflamar en el caso de que el dolor no desaparezca.

La mayoría de bálsamos o ungüentos convencionales que encontramos en el mercado, pueden contener algún ingrediente o sustancia natural, pero su composición total no es natural. Para cerciorarse de la procedencia de los ingredientes utilizados, debemos comprobar el INCI (Listado de ingredientes).

Con los bálsamos y pomadas ecológicas certificadas es mucho más sencillo. Sus certificaciones indican que se han formulado solo con ingredientes vegetales, extractos naturales y principio activos procedentes de la naturaleza. Su procedencia natural garantiza una alta y eficaz compatibilidad con la piel, una mayor protección y un cuidado único.

Los avales o certificados indican que no se han utilizado tóxicos, químicos, ni ingredientes procedentes del petróleo. Sin parabenos, sin siliconas, sin aceites sintéticos. Sin aromas ni perfumes artificiales.

¿Cuántos tipos de pomadas naturales existen?

Existen pomadas para con propiedades antiinflamatorias, como es el caso de la árnica. Aplicada justo después de un golpe reduce la hinchazón significativamente. Además estimula la circulación sanguínea, por eso los moratones ante cualquier golpe son menores al aplicar árnica.

El árnica ha sido utilizada desde la antigüedad para tratar golpes o dolores musculares, tanto en adultos como en los más pequeños. Rebaja moratones, hinchazón o esguinces. Por sus cualidades analgésicas resulta útil para calmar el dolor de golpes o lesiones.

Otra planta ampliamente utilizada por sus cualidades terapéuticas es la caléndula. Es una planta muy popular y que ha sido utilizada desde la antigüedad. Contiene grandes propiedades inflamatorias. Además resulta muy adecuada para tratar quemaduras e irritaciones.

Se utiliza tanto para salud como para belleza. De propiedades estimulantes, tiene capacidad cicatrizante y regenerante. Ayuda a producir más colágeno, lo que hace que la piel se repare más rápido. En cicatrices resulta apropiado para la regeneración e hidratación por ejemplo de pies y manos muy secas. O en quemaduras, acné, arañazos o eccemas.

La caléndula es una planta muy utilizada en productos cosméticos naturales para bebés, por su capacidad para calmar, hidratar, regenerar y cuidar su delicada piel. La caléndula es rica en betacarotenos. Los betacarodenos son la principal fuente de vitamina A. una vitamina necesaria para el cuidado de la piel. Tiene capacidad para prevenir enfermedades de la epidermis y además es rica en antioxidantes, propiedad que previene el envejecimiento prematuro y evita la sequedad.

También existen pomadas naturales para hemorroides, contienen una combinación de ingredientes naturales como aloe vera en combinación con algún aceite vegetal calmante, para ayudar a la desinflamación.

El rostro es una parte del cuerpo muy expuesta constantemente tanto al frío como al calor. Recibe la humedad, el viento y la lluvia. Especialmente en invierno sufre los cambios de temperatura,  del frío de un lugar al exterior se pasa rápidamente a la calidez del calor de un espacio cerrado, lo mismo sucede en verano, el rostro sufre cambios bruscos.

Y si el rostro sufre todos estos cambios, son los labios los que también se ven muy afectados. Sequedad, cortes e incluso heridas aparecen en los labios cuando no están bien hidratados.

Utilizar un bálsamo labial natural para cuidarlos es la mejor opción. Los extractos y composición vegetal de los bálsamos labiales proporcionan la hidratación extra que necesitan los labios agrietados. Luce tu mejor sonrisa con unos labios saludables.

Para el Acné

Las pomadas naturales para el acné pueden ser un buen remedio para evitar la producción excesiva  de sebo, manteniendo una salud natural en la piel.

El acné suele ser habitual en la adolescencia, pero también puede aparecer en la edad adulta por el uso de anticonceptivos, por desequilibrios hormonales, durante el embarazo, por el tabaco, por una excesiva exposición solar, por la alimentación o por falta de hidratación o limpieza.

Para tartar el acné resulta muy adecuado ingredientes naturales con capacidades astringentes y regenerantes. El aloe vera o los aceites esenciales de árbol de té o ylang ylang, son capaces de combatir las infecciones, hidratar y regenerar la epidermis.

Para zonas inflamadas

Existen ingredientes naturales con propiedades antiinflamatorias, calmantes y relajantes que ayudan a eliminar el dolor y acelerar la recuperación. Con estas plantas se formulan las pomadas naturales para dolores musculares.

Con un masaje corporal acompañado por aceites ayudamos al cuerpo. Con una base de algún aceite vegetal suave como el de almendras o caléndula, añadiremos unas gotas de los aceites esenciales de lavanda o también resultará muy adecuado el de romero. Estos aceites esenciales tienen propiedades antiinflamatorias.

Las  pomadas naturales para desinflamar son los más adecuadas para mantener la salud de la piel y de nuestro organismo, ya que son capaces de penetrar en las capas más profundas sin agredir la piel y sus funciones normales.

Para un cuidado general de nuestra higiene corporal los mejores productos cosméticos son los naturales. El primer paso de la higiene de nuestra piel es la limpieza con los geles ecológicos y los jabones naturales para el cuerpo se propicia una limpieza suave, eficaz y respetuosa. Para mantener los niveles de agua de la dermis las cremas corporales naturales proporcionan hidratación y nutrición. En la higiene diaria los desodorantes naturales sin aluminio y la pasta de dientes natural  son nuestros mejores aliados.

También diariamente utilizamos perfumes y aguas frescas en cosmética convencional estos productos contienen grandes cantidades de aromas sintéticos que tienen propiedades alergénicas, para evitarlos hay que utilizar perfumes naturales que ofrecen su aroma a través del uso de aceites esenciales.

Showing 1 - 7 of 7 items